domingo, 7 de octubre de 2007

La Tierra esta hueca?


Cansado de solo escribir acerca de política ultimamente, decidí no leer la prensa de hoy o al menos hasta después de haber publicado el post de hoy dedicado a una vieja teoría, algunos la consideran una locura, para otros la idea no es tan descabellada, pero al no poder ser comprobado por medio de mi investigación por obvias razones, lo expondré como un mito con características científicas, si lo sé, suena algo contradictorio, pero los invito a que lean las diferentes posturas que he encontrado acerca de la teoría de la Tierra hueca, me omitiré claro, de hablar acerca de la teoría convencional dándola por bien sabida… como siempre los invito a hacer sus propias conclusiones.

Civilizaciones intraterrestres

La creencia en civilizaciones intraterrestres muy evolucionadas espiritualmente forma parte de muchas tradiciones filosóficas-religiosas del mundo. Tampoco es desdeñable el número de personas que dan testimonio de una "realidad fantástica" con zonas cálidas, llenas de vida vegetal y valles perdidos e en lugares inhóspitos de nuestro subsuelo. Incluso autores de la talla de Julio Verne, James Hilton, C. W. Leadbeater, John G. Fuller, el polémico Raymond Barnard; y aventureros como Ferdinand Ossendowski y Nicholas Roerich, han hablado de estos reinos subterráneos a través de sus novelas.

¿Podría estar albergando nuestro planeta culturas vivas en su interior?


Se han dicho muchas cosas sobre este gran reino subterráneo, pero, en realidad, todavía no se ha revelado verdaderamente nada al gran público, salvo a través de los mitos y de las alegorías divulgados por algunos iniciados intuitivos. Como algunos autores afirman, es posible que la Tierra este, totalmente hueca y que el pueblo intraterrestre posea su propio sol central.

Es igualmente posible que el centro de la Tierra sea tan denso como su corteza y que la humanidad de la Agharta viva entre los dos polos. Por otro lado, no hay que excluir la teoría que afirma que la Tierra es como un buñuelo, totalmente repleto de inmensas cavernas tan vastas como nuestras regiones y países, en comunicación entre sí por medio de gigantescos túneles construidos.

Por excéntrico que pueda parecer el planteamiento anterior, no debemos despreciar un argumento bastante significativo: en casi toda la Tierra se tienen noticias de cuevas subterráneas y sistemas de túneles -como el entramado que se extiende bajo la superficie del Yucatán, montañas de Paucartambo en Perú, sierra del Roncador en Brasil, cuevas de Afganistán, monte Kailós en el Tíbet...- que conectan no sólo áreas diferentes dentro del mismo continente, sino que, en opinión de algunos investigadores, bien pudieran "unir" diferentes partes del globo. En realidad, todas las tradiciones antiguas se basan en ésta supuesta existencia de ciudades intraterrenas conectadas mediante una vasta red de pasadizos, más que en la -no menos fantástica- creencia de una "tierra hueca" que algunos autores como Raymond Barnard proponen.

Exploradores como Juan Moriaz, y sacerdotes como Carlos Crepi, habrían encontrado en estos túneles perdidos del Ecuador (cueva de "los Tayos"), láminas de piedra y oro con signos ideográficos grabados que describen los orígenes de la historia humana, según recoge fielmente Erik Von Däniken en El oro de los dioses. A este enclave sudamericano, que aún hoy día constituye un misterio por descifrar, se vincula una interesante leyenda sobre la mítica Shambalah o Agharta, y las historias que de ella se desprenden. Historias sobre una ciudad santa oculta en los Himalayas… Incluso en Colombia se conoce de túneles extensos, en el municipio de Vélez, Santander, por ejemplo, existe una cueva de dimensiones desconocidas, llamada, “cueva de los indios”, los habitantes del pueblo relatan como allí niños traviesos han terminado desaparecidos y como algunos sobrevivientes a la aventura después de varias horas e incluso algunos días en el oscuro lugar afirman que mide kilómetros y que en un punto de dicha cueva, hay un abismo del que se desconoce su fondo…


Se ha dicho que el origen de las sociedades subterráneas podría estar en los continentes desaparecidos del Atlántico y del Pacífico: la Atlántida, Lemur o Thule (esta última en la tradición helénica se corresponde con el reino de hiperbórea: una tierra paradisíaca, perdida más allá de la barrera de los hielos, donde existe una raza que irradia un poder espiritual capaz de influir en los sentimientos colectivos del planeta). Tanto en oriente como en occidente se suceden las descripciones sobre los integrantes de estas enigmáticas sociedades, y no faltan los testigos que dan crédito a la existencia de seres dorados de los que emana una intensa luz blanquecina.


Huecos polares

La posibilidad de que la tierra sea hueca, y de que se pueda entrar en ella a través de los polos norte y sur, ha alimentado la imaginación de la humanidad desde hace mucho tiempo. Por si fuera poco, unas supuestas fotografías de una abertura en el polo norte tomada por los satélites ESSA-3 el 6 de enero de 1967 y ESSA-7 el 23 de noviembre de 1968, parecen facilitar esta teoría.

La primera persona en escribir un trabajo entero sobre la tierra hueca era el famoso Astrónomo ingles y el Matemático; Señor Edmundo Halley (sí, el mismo del cometa). En 1692 él publicó su teoría acerca de una tierra hueca. Su teoría se evolucionó a partir de trabajar con en fluctuaciones de magnetismo de tierra y las causas posibles.
Su solución, la tierra era hueca. El creyó había tres conos concéntricos con un centro fundido de la lava, que sirvió como un "sol interior".

Para los partidarios de la tierra hueca, sus hipótesis no únicamente estriban en estas controvertidas fotos (reproducidas en 1970 por la revista Flying Saucers del editor Ray Palmer) sino que al parecer diferentes exploradores dicen haber visto cenizas volcánicas donde no hay volcanes, calor inexplicable donde deberían reinar temperaturas bajo cero, huellas de animales en lugares nada accesibles, icebergs de agua dulce en el océano Ártico. Leonard Euler, matemático del siglo XVIII, "dedujo" que la tierra era hueca y contenía un Sol central.

Claves Symnes (ex-capitán de infantería de Ohio) se mantenía convencido de que nuestro mundo consistía en realidad en un sistema de esferas huecas concéntricas. El escritor Raymond Barnard (antes mencionado), en su libro La tierra hueca lanzó la complicada -y absurda para muchos- teoría de que el centro de gravedad del planeta no estaría en el núcleo sino en la corteza terrestre, y que las auroras polares estarían causadas por los rayos provenientes de un "Sol interior, apareciendo por esos enormes agujeros polares".

En 1926, Richard Evelyn Byrd, capitán de la marina americana, navegó en línea recta hacia el polo norte y continuó viajando unos 2.730 km. en esa misma dirección sin alcanzarlo, arribando, por el contrario, a una costa de aguas templadas llenas de vegetación. ¿El Reino de Hiperbórea? Entre 1946-47, Byrd revive una experiencia semejante, esta vez volando en dirección al polo sur, en una expedición denominada "High Jump", patrocinada por los EE.UU. Se cree que las expediciones del capitán fueron objeto de desinformación, ya que existe gente que afirma haber visto imágenes en "noticieros" narrados por el propio Byrd en el que describía y mostraba imágenes "de esas tierras más allá del polo" con sus montañas, árboles, ríos y un gran animal identificado como un mamut.


Estos documentales, de existir, parece que se han evaporado. Para los defensores de la Tierra hueca, el capitán habría encontrado la apertura polar y se habría introducido en ella. El que fuera operador de radio en las expediciones, Lloyd K. Grenlie, reafirmó la existencia de una cinta grabada con todo lo mencionado por Byrd. Sus detractores insinúan que sus afirmaciones no son más que recuerdos falsos y sus comentarios como "una tierra más allá del polo" o "el gran enigma", eran formas de aludir a regiones aún inexploradas más que a continentes escondidos en su interior.


Hasta se dice que Hitler escapó por el Polo Sur

Muchos en el principio del siglo XIX habían popularizado una tierra hueca. Esta idea se tomó gravemente en historia de América. John Simms un Capitán anterior y héroe decorado en los EE.UU. El ejército dedicó su vida a emprender la teoría de una tierra hueca. El creyó había una civilización que existió allí también, con aperturas en ambas astas. El murió en 1829 con su sueño no realizado pero sus ideas eran responsables del gobierno infortunado- la Expedición apoyada de 1838-1840 al Antártico dirigió por Charles Wilkes...
Dicen algunos que Hitler y muchos de sus acólitos nazi escaparon Alemania en los días finales de la segunda Guerra mundial y huyeron a Antártida donde en el Polo Sur ellos habían descubierto una entrada al interior de la Tierra. Según la Sociedad Hueca de Investigación de Tierra en Ontario, Canadá, ellos están todavía allí. Después de que la guerra, los reclamos de la organización, los Aliados descubrieran que más de 2.000 científicos de Alemania e Italia se habían desaparecido, junto con casi un millón de personas, a la tierra más allá del Polo Sur por medio de naves súper desarrolladas.

La leyenda en el Oriente

En India hay una creencia antigua, todavía tenido por algunos, en una carrera subterránea de personas de serpiente que moran en las ciudades Patala y Bhogavati. Según la leyenda, ellos luchan contra el reino de Agharta. "El Nagas," según "Los Habitantes Profundos," "son descritos como una especie muy avanzada, con una tecnología sumamente desarrollada. Ellos abrigan también un desdén para seres humanos, quien ellos son dichos secuestrar, atormentar, cruzar con e incluso comer".

En Tibet, hay un relicario místico mayor llamado también 'Patala,' que es dicho por las personas para allí sentarse encima de un sistema antiguo de caverna y túnel, que alcanza a través del continente asiático y posiblemente más allá. El Nagas tiene también una afinidad con agua, y con las entradas a sus palacios subterráneos a menudo son dichas ser escondidas en el fondo de bien, lagos y ríos profundos".


Y Para Terminar

La teoria facilitaria la explicación de otros enigmas como el famoso Triangulo de las Bermudas... y tambien estaria mas acorde a las leyes fisicas que indican que a fuerza = masa * aceleracion, siendo la gravedad una fuerza, obviamente, y tambien conociendo el peso que afirman los libros de nuestro planeta, no deberiamos estar pegados al suelo?

Mucho se habla, poco se publica, estamos de nuevo en medio de otra de esas verdades totalitarias?

“La autoridad no es la verdad, la verdad es la autoridad.”




Agradecimientos a:
Atlantischannel.com
bibliotecapleyades.net
y a ChristianFC (kurtFC)

5 comentarios:

Anónimo dijo...

gracias por el agradecimiento... (pdt:ehh, no soy kurtFC)

Anónimo dijo...

Es una idea interesante, el video esta un poco de mas, muy normal. Me parecio un articulo curioso, es bueno que aun enn esta epoca sigan apareciendo teorias sobre nuestro planeta, y quien sabe, asi como se trataron de locos los que dijeron que la tierra era plana, aca podria ser igual!. Ah por cierto, lo de hitler me parece exagerado, ya que hay teoria cientifica que muestra la muerte y cadaver de hitler (podira ser la muerte de hitler otro misterio oculto ante nustros ojos? me gustaria ver algo de eso)

Jorge dijo...

En 1er lugar:

Muchos dicen hacer estudios "bíblicos" (que vergüenza que digan eso) sobre el asunto y citan varias partes de la Biblia en que se dicen frases como

"en la tierra y debajo de ella", "sobre la tierra y debajo de la tierra", etc etc...
De referencia les dejo (Filipenses 2, 10-11 / Apocalipsis 5,13 / Salmo 50, 1)

Para conocimiento de todos, es totalmente normal en el lenguaje bíblico el decir una cosa y lo opuesto para representar un TODO, no sólo con respecto al cielo+sobre la tierra+debajo de ella... sino con bien y el mal, convocar a los Hombres de oriente a poniente, etc...
Por detalles como estos es importante que la interpretación de la Biblia se haga a la luz de la tradición, porque es fácil caer en interpretar sin considerar el contexto.

2do:

Según las mediciones en base a las teorías físicas, la densidad media de la Tierra es de 3.3 gr/mL (no es necesario ser un gran físico para saberlo, a fines de 3ro medio en el colegio con los conocimientos básicos de Gravitación es posible). La densidad de la corteza terrestre es de unos 2.9 gr/mL ¿De dónde sale la masa que falta si la Tierra fuere “Hueca” desde los 1300 Km de profundidad?

3ro:

Cuando hay un sismo es posible calcular la profundidad donde se originó gracias a 2 tipos de onda (S y P), las ondas S dejan de propagarse a unos 2900 Km, como las ondas S no se propagan en los líquidos se presume que hay un núcleo fundido, que es externo porque también se conocen ondas P que a unos 5200 Km incrementan su velocidad al pasar por el tramo líquido, conociéndose así la existencia de un Núcleo Sólido.

4to:

Si el “hueco” estuviese a los 70º del Hemisferio Norte no existiría ni la mitad de Groenlandia, ni ciudades como Alta (Noruega) conocida mundialmente por sus Pinturas Rupestres que son Patrimonio de la Humanidad.

5to:

Un solo interior presenta problemas por donde se le mire: si es de unos 1000 Km, como se dice, ¿cómo se pueden iniciar las reacciones nucleares si se necesita una masa inicial de unas 75 veces Júpiter?, si llegáramos a decir que sí tiene dicha masa su gravedad bastaría para “tragarse” la corteza

Me parece muy bien la intención de buscar LA VERDAD, pero hay que buscarla a la luz de la razón.

Un abrazo,

Jorge

Anónimo dijo...

Lo que jorge dice es una explicacion valida pero no comprueba lo contrario por ejemplo: Lo de el primer punto puede tambien tomarse de la otra forma en favor de la teoria. Lo del 2o. esta calculando en base a la gravitacion que supone que la tierra tiene toda esa masa..el resto creo que puede explicarse de una u otra forma..lo del sol si esta alucinado..tal vez no todo es negro ni blanco..es posible que haya 'algo' que no sabremos que es hasta ir y verlo metro x metro.

Anónimo dijo...

uds no creen que civilizaciones antiguas y mas desarrolladas k el ser humano ayan construido estos pasajes atraves de toda la tierra para no ser afectados en esos tiempos por rayos solares o gases o algun tipo de peligro que andaba en la superficie de nuestro planeta por aquellos tiempos